¿ES BUENA O MALA LA PORNOGRAFÍA PARA LA SEXUALIDAD?

Acudir a la pornografía para ayudar a nuestra satisfacción sexual es algo muy positivo, así considerado; nos estimula a la excitación y a través de masturbación nos hace conocernos mejor. Podemos echar a andar nuestras fantasías sexuales y conocer otros términos y conceptos de la sexualidad. Lo principal de esto, es no considerarlo la única opción como fuente de ayuda para excitarnos o se vuelva una obsesión.
Cabe mencionar que debemos de estar conscientes, que lo que sucede en las películas pornográficas, no todo es real. Hay efectos especiales y cosas que en la vida sexual no es posible usar y utilizar. La estética de las actrices y actores son específicas: penes gordos, hombres musculosos, mujeres esbeltas en exceso, senos enormes, pubis sin vello, etc. En la realidad, las vaginas y los penes son muy diferentes a todos y es un poco complicado tomarlo como un referente y quererlo hacer realidad.
Las prácticas sexuales que ejecutan tampoco son del todo apegadas a la realidad y hasta en gustos no a todos les gusta practicarlas de esa manera; las erecciones no son tan duraderas, no todas las mujeres tienen orgasmos en realidad ni de forma tan seguida o intensa, etc. Siempre utilizarán otras opciones o prácticas que harán efectivas sus relaciones y fingir para hacer creer que realmente es algo que están disfrutando.
Hace tiempo se utilizaba que en las películas porno, usaban preservativos; ya no es así, Esto lo hacen por cuestión estética , pero consideramos es un gran error; puesto que son escenas de sexo con dos o más personas al mismo tiempo en una secuencia o en la misma película, que sinceramente no son seguras si no existe el uso de algún preservativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *